Oche Califa: «El libro juega un papel imprescindible en la educación y el progreso»


Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

A pocas semanas del inicio de uno de los eventos culturales más importanes de Hispanoamérica, conversamos con el director de la Feria del Libro de Buenos Aires, Oche Califa. Este año México D.F. será la ciudad invitada de honor, y además de autores de ese país como Guadalupe Nettel y Álvaro Enrigue, congregará a autores internacionales como John Banville, Arturo Pérez-Reverte, Raúl Zurita, entre otros.

 

Por Jaime Cabrera Junco
[email protected]

Buenos Aires para los libros. La frase no es un simple juego de palabras, es real. Buenos Aires es la ciudad del mundo con más librerías -467 solo en la capital- y donde la Feria del Libro es mucho más que un acontecimiento cultural. Es una fiesta adonde acude público de todas las edades. Este año la visitaremos y antes de nuestro viaje conversamos con el director cultural de la Feria, el escritor y periodista Oche Califa.

 

Usted debutará oficialmente como Director Cultural en esta edición 41 de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que comenzará el próximo 23 de abril. Imagino que debe haber mucha expectativa de su parte, especialmente al tratarse de unas de las ferias más importantes de Hispanoamérica y porque su antecesora, Gabriela Adamo, tuvo una gestión que ha sido muy elogiada
Efectivamente, lo que recibo es un compromiso alto, resultado de todo lo trabajado durante cuarenta años, en los que se posicionó a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires como el acontecimiento cultural más importante de América Latina. Eso hace que haya una natural expectativa, ¡no solo mía!, cada año. La Fundación El Libro conoce muy bien lo que implica y por lo tanto la entidad coloca la totalidad de su experimentado equipo a idear y trabajar.

 

El año pasado, en la edición 40°, hubo un récord de visitantes, un millón 200 mil personas asistieron a la feria. ¿Este año cuál será el principal desafío?
En realidad, hace rato que el desafío no es la cantidad de público, aunque es verdad que nos complace aumentarlo año tras año. Pero esta no puede ser la única medida de éxito. En mi caso, considero que la feria es exitosa en cuanto expresa la diversa oferta cultural argentina, con eje en el libro. El desafío, entonces, es que respondamos con experiencia, intuición y creatividad y así poder tener una feria “bibliodiversa”, multiartística y multicultural.

 

¿Qué es lo más complicado o arduo que tiene que afrontar al organizar la feria?
Justamente, la cantidad de actos culturales que la feria ofrece y que son unos 1.500. Coordinarlos es uno de los mayores esfuerzos.

 

¿Cuántas personas hay detrás de la organización? ¿Con cuánta anticipación se tiene que trabajar como mínimo para cumplir con el programa planeado?
Somos una planta fija de veinte personas, más treinta miembros del Consejo y seis comisiones de voluntarios. Eso suma más de ochenta personas. Trabajamos todo el año, lo que incluye, además, la organización de la Feria Infantil y Juvenil en julio. Y también tenemos las Jornadas Profesionales, las Internacionales de Educación, Ciencia y Tecnología, de Promoción de la Lectura y de Narración Oral. Hay acciones que deben comenzarse con más de un año de anticipación, por ejemplo las invitaciones a grandes figuras, que suelen tener una agenda muy cargada.

 

FbsairesLeePoGentrevista2Buenos Aires es una ciudad que nos remite a los libros. Un reciente estudio dice que es la ciudad del mundo con más librerías. ¿Cuál es la situación del mercado editorial en Argentina? ¿El acceso al libro es tan significativo en otras ciudades del país?
Existen en la Argentina cerca de quinientas editoriales y se registran por año unos 28 mil títulos. Hay iniciativas editoriales en todo el país, en donde crecen con entusiasmo otras ferias, a las que tratamos de ayudar. Igual cosa ocurre, aun con dificultades, con las librerías y las bibliotecas. Por supuesto, el sector enfrenta problemas de todo tipo. Pero la fuerza de la tradición hace que se trabaje siempre con optimismo.

 

¿Cuál es el perfil del lector argentino? ¿Hay una mayor predilección por los textos literarios o también la autoayuda es una tendencia insoslayable?
La literatura es la lógica dominante. Sin embargo, en los últimos años ha habido un crecimiento de la oferta relativa al libro de historia y al de divulgación de las ciencias duras. También han crecido las editoriales universitarias, habida cuenta de la explosión que hubo en el mundo universitario con la apertura de nuevas casas, tanto estatales como privadas. Y otra cosa digna de mención es el libro infantil y juvenil, sobre todo de literatura fantástica, épica, romántica, etcétera, muchas veces en forma de sagas.

 

¿Cuál es la mejor forma de fomentar la lectura? En algunos países, entre ellos el Perú, el libro es caro. Se cree que uno de los mecanismos para fomentar la lectura es bajar el precio de los libros, así como buscar apoyo del Estado para el sector editorial. ¿Qué opina usted?
Es cierto que los libros deben ser económicamente accesibles y que el Estado juega un papel dinamizador cuando realiza compras. Pero lo mejor son las políticas de largo plazo hacia el conjunto de la sociedad, haciéndole comprender el papel imprescindible que el libro juega en la educación y el progreso, y en lo que significa como disfrute. Para eso cada país debe ponerse a pensar de qué manera coloca al libro en un lugar que hasta podríamos calificar como sagrado.

 

Este año México D.F. es la ciudad invitada de honor, ¿qué expectativas tienen sobre la participación de la delegación mexicana? Sobre todo porque México y Buenos Aires comparten un dinamismo cultural que es visto como referencia por otros países latinoamericanos.
Las expectativas comienzan a ser realidad en estos días con la confirmación de la delegación mexicana, que supera las cincuenta personalidades, y con los más de setenta actos que se planifican. Es cierto que con México nos une una larga historia de mutua simpatía que hace especialmente interesante lo que ocurrirá.

 

FeriaBsAires¿Qué criterios se toman en cuenta para que una ciudad sea invitada a la Feria de Buenos Aires? ¿El factor editorial/comercial es importante? Lo digo pensando, por ejemplo, en que el Perú nunca ha participado como país invitado en la feria porteña y que quién sabe si alguna vez Lima figure como ciudad invitada de honor.
Se invita a la ciudad, en este caso México DF. Y en cada caso se hace con más de una intención, es decir, no solo la posibilidad de aumentar el intercambio editorial comercial sino también la oferta cultural. ¿Por qué no pensar en Lima ciudad invitada? También tenemos con Perú una mutua simpatía y la cultura peruana posee un interés fuerte en nuestra sociedad.

 

Usted es escritor de libros de literatura infantil y juvenil, ¿cómo es su relación con este género que algunas veces no suele tomarse en serio respecto de la denominada literatura para adultos?
¡Qué oportunidad se pierden los que no la toman en serio! En fin, me considero un escritor y punto. Y asumo lo que escribo y publico con absoluta responsabilidad. Además, la literatura para niños y jóvenes es formadora de lectores. No es poca cosa.

 

¿La lectura es una vía de escape, un viaje? ¿Cómo afronta el acto de leer?
No escapo ni cuando entro en la fantasía. Como decía Paul Eluard, “hay otro mundo y está en este”. Afronto la lectura básicamente de dos maneras: por puro disfrute y por necesidad profesional.

 

¿No se puede vivir sin libros? ¿Cuál es lo más valioso de un libro?
Bueno, se puede vivir sin libros. Pero yo, y creo que varios millones más, no podemos. Estamos sonados, como decimos en la Argentina. Bien, entiendo que el libro tiene un valor especial, que es una suma de varios valores. Voy a anotarles algunos de los verbos que lleva nuestra campaña publicitaria convocando a la Feria y que ayudan a la cuestión: soñar, pensar, divertirse, sorprenderse, debatir, compartir, imaginar… leer. El que quiera, que agregue el suyo.

 

 

LOS CINCO LIBROS FAVORITOS DE OCHE CALIFA

“¡Cinco! Son más. Pero, en fin, tengo tres de nuestra literatura inaugural”, nos dice nuestro entrevistado.

1. Facundo, de Faustino Sarmiento.

2. Martín Fierro, de José Hernández.

3. Una excursión a la indios ranqueles, de Lucio V. Mansilla

«Estos libros son enormemente sugerentes para los argentinos», añade.

4. Las mil y una noches. «Es una pequeña biblioteca de fantasía, épica, humor, terror, mito y leyenda».

5. El mito del eterno retorno, de Mircea Eliade. «Me hizo pensar mucho acerca de la historia de esa especie única que se llama humanidad».

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.